Quizá hayas escuchado o visto sobre las enfermedades y malestares que supuestamente puede provocar las cuijas, o geckos, por eso en Bugster Oaxaca Control de Plagas te contamos sobre algunas cosas que debes saber sobre ellos.


Hay personas que aseguran que la presencia de estos animalitos en casa puede causar desde taquicardia y presión alta, hasta estreñimiento y mareos o contagiar el virus Epstein Barr, sin embargo, esto es falso y los pone en peligro y a su ecosistema.


Lo cierto es que NO hacen daño, no son peligrosas, venenosas, ni causan enfermedades.


¿QUÉ SON?

Su nombre científico es Hemidactylus frenatus, pero suelen ser conocidas como geckos caseros, besuconas o cuijas y hacen un ruidito para marcar territorio o buscar pareja. El sonido se asemeja al chasquido de un beso, o hace cui cui.


La cuija besucona
es una especie nativa del sureste asiático, habitando también en algunas islas del Pacífico y norte de África, es una especie que ha ampliado su distribución en varios estados como: Chiapas, Colima, Oaxaca, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Yucatán.


Esta especie tiene actividades particularmente nocturnas y tiene la particularidad de que su color es más claro en las noches. Frecuentemente pueden encontrarse congregadas sobre las paredes de edificios cerca de luz artificial para capturar insectos.


DESINFORMACIÓN:

-Estos reptiles causan temor por su apariencia y las personas piensen que son malos o peligrosos.

-Poseen una característica peculiar que también ha sido foco de muchos mitos, pueden soltar la cola para huir de sus depredadores.

-Este animal no es venenoso y es inofensivo para los humanos.

-Circulan mitos de que accidentalmente caen a la comida y si te los comes, te mueres. ¡Pero todo es falso!

-Son animales frágiles, tímidos y completamente inofensivos.


PREVIENEN PLAGAS


-Estos animalitos cumplen con un papel ecológico muy eficiente, ya que son controladores de poblaciones especialmente de insectos y algunos arácnidos, tales como: mosquitos, cucarachas, hormigas, arañas, entre otros.

-Evitan que las poblaciones de insectos incrementen, siendo grandes aliadas nuestras, representan un fumigador natural.